domingo, 6 de febrero de 2011

Bowling: enfrentando al dolor





Unos días atrás les contaba cómo mi cintura había dicho basta y me alejó de las pedanas por unos cuantos días.
También les dije que haría una nota con las dolencias más comunes que sufrimos los jugadores de bowling.
Pareciera que Pain Channel leyó el blog y realizó este video a pedido mío.


Cuando al bowling se lo practica como el deporte que es
Para poder entender el video que verán a continuación tendrán que saber inglés. Aún no hay versión en castellano disponible.
Aquel que ama jugar al bowling no debe perderse estos testimonios.
Es que para alguien que no compitió en el circuito internacional es difícil imaginar lo que los jugadores tienen que pasar para llegar a bolear al más alto nivel.
Sintonizamos ESPN (por ejemplo) y vemos el show, todo el glamour, algunas estadísticas y las instancias finales del torneo que se esté tirando. Sendos cheques a los finalistas y se acabó. Pero ¿eso es todo?
Por supuesto que NO.
Hay lesiones, hay desgaste físico y mental, hay poco tiempo para recuperarse y encima afrontar todo esto en soledad lejos de los seres queridos.
Quienes miren este video ya no podrán cuestionarse que estos jugadores son atletas.


Las estrellas del bowling y sus dolores
Brad Angelo
La gente no sabe cuán demandante es el bowling...Me preguntan: no te duele el brazo? No tanto como las piernas y la espalda baja! ... Diez juegos por día al mes por dinero, 5 o 6 más diarios de práctica.. y así al día siguiente 5 o 6 días a la seman
Robert Smith
Sufre de ciática y ya recurrió a todo: fisitras, Shiatsu, pilates, analgésicos y aún así se pregunta si podrá seguir jugando
Mika Koivuniemi
Tuve problemas en mi espalda toda mi vida.. Menos mal que mi esposa es fisioterapeuta y me cuida.


La exigencia, el entrenamiento físico, la resistencia mental, las lesiones y los miedos de no poder continuar compitiendo.
Muchísimos testimonios de famosos jugadores que comparten con nosotros sus experiencias más dolorosas ( y no sólo físicas) en este video-documental imperdible.